RSC, la contribución de una pequeña empresa familiar

27 - Julio - 2017 | Medioambiente y Sostenibilidad

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es la forma en que una empresa contribuye con el entorno que la rodea. La RSC incluye numerosos campos de actuación que van desde los propios trabajadores de la empresa hasta el cuidado del medio ambiente, el trato justo de los clientes, etc.

En la Almazara Quaryat Dillar, consideramos que pese a ser una pequeña empresa familiar, tenemos una responsabilidad con nuestro entorno y desde hace tiempo seguimos un plan de desarrollo de la Responsabilidad Social de la empresa. El objetivo de este plan no es otro que garantizar que la actividad de la empresa no perjudica al medio ambiente y que al mismo tiempo, contribuye de forma positiva en la sociedad. A grandes rasgos podríamos decir que este plan de RSC se desarrolla diferentes campos:

RSC medioambiental y social

En el campo, la Almazara pertenece a la Marca Parque Natural de Andalucía, nuestra preocupación por el medio ambiente no queda en un certificado de compromiso con el medio ambiente sino que lo llevamos a la práctica. Desarrollamos dos sistemas de producción que buscan preservar el medio ambiente y favorecer su conservación, estos sistemas son producción ecológica e integrada. De forma adicional y con el objetivo de conservar la flora y la fauna del Parque Natural de Sierra Nevada, tenemos no sólo olivares sino alamedas y campos de almendros que permiten mantener esta biodiversidad.

En lo que respecta a la almazara como centro productivo de aceite, damos mucha importancia a la gestión de los subproductos derivados de nuestra actividad. El agua como recurso escaso, tanto la que proviene de nuestra actividad como el mismo agua de la lluvia, se somete a un proceso de decantación mediante saltos que la limpian y permiten que se utilice de nuevo para el riego de nuestros olivares. En cuanto a la gestión de otros subproductos, desde la Almazara donamos los restos de hojas y ramas de nuestro proceso productivo, a ganaderos y pastores locales, para facilitar su actividad a través de sinergias. Con el objetivo de aprovechar el hueso de aceituna, hace ya tiempo que contamos con una caldera de biomasa que nos permite aprovechar este subproducto resultante de la producción para generar agua caliente y climatizar la almazara con C02 neutral, es decir, sin generar Dióxido de Carbono adicional.

En cuanto a los productos en sí mismos, todo este proceso da lugar a un aceite de oliva que a día de hoy es uno de los mejores aove del mundo. En el año presente cambiamos el etiquetado plástico de nuestras botellas de aceite, por un etiquetado de papel menos contaminante y más fácil de reciclar.

La RSC de la Almazara Quaryat Dillar tiene también una vertiente social con la que buscamos contribuir a la creación de un mundo más igualitario y justo. Por ello, anualmente hacemos donaciones de nuestro aceite de oliva al banco de alimentos para  ayudar en la medida de lo posible a que aquellos que menos tienen puedan llevar una vida un poco más digna.

Seguimos trabajando para que nuestra huella en el entorno y la sociedad sea positiva!

Deja un comentario