EL LEGADO DE NUESTRA ALMAZARA EL PROYECTO

Tras años de experiencia en el sector olivarero y varias generaciones dedicadas a la agricultura, la familia Velasco Gil fundó en 2009 una almazara en Dílar, un pueblo granadino de Sierra Nevada, con el sueño de crear un aceite con personalidad propia y proyección internacional.

El aceite Quaryat es un producto excepcionalmente natural, gracias a sus propiedades, su método de elaboración y sus sistemas de control de calidad. Además, entre las prioridades de la almazara destaca la integración medioambiental del proceso, respetando el entorno en el que se ubica y compensando con su huella ecológica.

EL MÉTODO

El fruto de los olivos de Sierra Nevada es un manjar en sí mismo, criado en un entorno natural de unas características únicas. Convertir ese fruto en un aceite de oliva virgen extra de la misma calidad requiere de experiencia y recursos especiales. En la almazara Quaryat Dillar disponemos de esos conocimientos y herramientas para elaborar un zumo de aceituna a partir de procesos mecánicos con acero inoxidable, atendiendo a la tradición e introduciendo la innovación desde el respeto a la cultura aceitera.

El cuidado del entorno natural y el estudio constante para la mejora de nuestro aceite son dos máximas de nuestro trabajo. Nuestro aceite ya cuenta con el sello de Calidad Certificada y los certificados de Producción Ecológica y Producción Integrada, además de estar catalogado como Marca Parque Natural de Andalucía.

El proceso

La creación de los aceites Quaryat se puede resumir en cuatro fases sobre las que se aplican criterios de calidad exigentes. La elaboración se culmina en menos de dos horas, por lo que las propiedades del producto se mantienen intactas.